miércoles, 9 de diciembre de 2009

ESCUDO DE YUCATAN





Historia del Escudo
Durante el Periodo Hispanico, el escudo utilizado normalmente, era el correspondiente a la Ciudad de Mérida. Producida la independencia, la Intendencia de Mérida utilizo como escudo el de la ciudad de Mérida El 22 de septiembre de 1989 el Gobernador del Estado, Lic. Víctor Manzanilla Schaffer, envió al Congreso local una iniciativa de decreto para adoptar un Escudo de Armas del Estado de Yucatán el Congreso, convoco a un concurso para elegir el nuevo diseño, convocatoria a la que respondieron tres personas con sendos proyectos, los que una vez analizados por los Diputados, eligieron el trabajo que presentó el Sr. Juan Francisco Peón Ancona. posteriormente se emitió un proyecto de decreto que, fue promulgado en el Diario Oficial del Gobierno del Estado de fecha 30 de noviembre de 1989.

Descripción del Escudo
Heráldicamente, la descripción oficial es la siguiente: en campo de sinople, ciervo elanzado de oro, con sol moviente del mismo metal, surgiendo del ángulo siniestro del jefe. En punta: planta de henequén de oro, terrazada de piedras o lajas del mismo metal. Bordura de oro con dos arcos mayas y dos espadañas coloniales españolas, colocada en jefe y punta, diestra y siniestra, respectivamente.

Significado del Escudo
Considerando el Ejecutivo del Estado que el carácter definitivo y perpetuo del conjunto simbólico debe ofrecer un mensaje intemporal y válido en cualquier tiempo presente y futuro y no quedar sujeto a ninguna confrontación ideológica de carácter histórico, político o religioso, propuso que en el escudo hubiera elementos representativos de los reinos naturales; un Henequén –verdadero milagro ecológico– afirmado sobre un suelo de lajas calcáreas, un Venado que es figura señera de nuestros montes, y un Sol implacable de rayos abrasadores como símbolo cósmico. El escudo de Yucatán también debe ostentar –dice la iniciativa– la presencia de las dos culturas básicas constitutivas de su pueblo: la maya y la española, representadas por elementos típicos de su arte arquitectónico, como son: el arco maya y la espadaña, remate inconfundible de los templos coloniales hispanos diseminados en la Península. Para dar sobriedad al moderno escudo se propuso el uso de dos esmaltes: el verde que es el color del campo y de la ecología, y el oro que es el esplendor de la tradicional riqueza cultural yucateca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada